Generic filters
Exact matches only

Temáticas

El LOM: nuevas herramientas para desarrollar la movilidad alternativa al coche privado en las ciudades y territorios

El LOM: nuevas herramientas para desarrollar la movilidad alternativa al coche privado en las ciudades y territorios

Por Anne Gadel, Gerente de Asuntos Públicos, Autonomía

El proyecto de ley sobre la orientación de la movilidad pone de relieve el hecho de que el 80% del territorio no estaba cubierto por una autoridad plenamente responsable de la organización de la movilidad, lo que se traduce en una relativa pobreza de la oferta de movilidad ofrecida a diario. Este texto, que se debatirá en el Parlamento en 2019, pretende dar un lugar central a los entes locales -en particular a los niveles regional e intercomunitario- en la organización del ejercicio de las competencias en materia de movilidad, abierto a la movilidad activa y compartida, dándoles la posibilidad de promover el coche compartido, el carpooling, los servicios de transporte a la demanda, la movilidad blanda, o de poner en marcha y financiar servicios de movilidad de carácter social. Si bien el nivel regional sigue siendo la autoridad principal en materia de organización de los servicios de movilidad, los demás entes locales (comunidades de aglomeración, comunidades urbanas, metrópolis, comunidades de municipios tras la transferencia de competencias por parte de los municipios, sindicatos mixtos y centros de equilibrio territorial y rural) son también autoridades organizadoras de la movilidad dentro de su jurisdicción territorial sobre los nuevos modos y usos (activos, compartidos, inclusivos), y deberán elaborar un plan de movilidad que los incluya a partir de 2021. En caso de que las competencias de los municipios no sean transferidas al nivel intermunicipal antes de finales de 2020, las regiones ejercerán de pleno derecho estas competencias de movilidad en estos territorios comunales a partir del 1 de enero de 2021.

Se asegura la subsidiariedad para una mejor gestión del desarrollo de las soluciones de movilidad.

Por lo tanto, la gobernanza de la nueva movilidad deja espacio para el principio de subsidiariedad (artículo 4). Un ejemplo de ello es la supervisión de los nuevos servicios y usos «flotantes» (puestos a disposición de los usuarios en la vía pública y accesibles en régimen de autoservicio, sin estación de origen) por parte de las AOM antes mencionadas, según lo dispuesto en el artículo 18 de la ley. Este último establece que los AOM pueden someter a los operadores de nuevos servicios de movilidad a requisitos especiales (condiciones de uso, información que debe transmitirse al AOM, cumplimiento de las normas de estacionamiento y tráfico, despliegue de la flota, retirada de los vehículos al final de su vida útil).

Permite la aparición de alternativas al coche privado.

La idea principal de la ley es permitir el surgimiento de alternativas al coche privado en todo el país. La movilidad sigue siendo muy desigual. El Observatorio de las Movilidades Emergentes ObSoCo con Chronos revela que en las comunidades rurales, el 22% de los ciudadanos tienen la posibilidad de elegir entre varios modos de transporte, frente al 82% en los centros de las metrópolis. Ya hay iniciativas en marcha, como en la comunidad de la aglomeración de Ardennes Métropole, que permite el acceso a treinta y dos vehículos eléctricos compartidos, disponibles en los quioscos de autoservicio de toda la aglomeración. En Niza, Uber se ha convertido en un transporte público a la carta, complementando la oferta de autobuses con viajes a precio fijo (6 euros), subvencionados por Uber y la metrópoli, en zonas poco atendidas por la noche.

Estos ejemplos destacan la necesidad de colaboración y confianza entre las comunidades y los proveedores de servicios de movilidad. Los operadores de transporte público son ahora las empresas y empresas de nueva creación nacidas en los clusters de competitividad, cuando no provienen directamente de Silicon Valley, Shenzhen o Zhong Guan Cun. Ofrecen a las ciudades la posibilidad de retirar los coches de sus calles a bajo coste, lo que las sitúa en una posición paradójica: una posición de fuerza porque siguen siendo el motor de las políticas públicas, una posición de debilidad porque son cada vez más dependientes del sector público.

¡Ya has votado! / 5.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Noticias relacionadas