Generic filters
Exact matches only

Temáticas

Los sistemas de metro del siglo XXI

Los sistemas de metro del siglo XXI

Por Michael Keating, CEO y fundador de Scoot

El sistema de metro del siglo XXI no es un sistema de metro. Va desde cualquier lugar de la ciudad a cualquier otro lugar tan rápido como un taxi, tan asequible como un autobús y tan silencioso como una bicicleta. Todas las ciudades del mundo tienen uno. Nos harán más saludables, más ricos y más felices. En pocos años no podremos imaginarnos ciudades sin ellas.

La movilidad define las ciudades

Las ciudades se definen por la forma en que nos movemos a través de ellas. Las carreteras y las vías férreas y las aceras y los puentes son los contornos de nuestros hogares y lugares de trabajo y los parques y tiendas. Son la forma en que hacemos la transición de un lugar a otro, y son las distancias a través de las cuales percibimos nuestras ciudades. En lugares tan densamente poblados como las ciudades, cuando se introduce una nueva forma de transporte, se empujan los límites, se cuestionan las suposiciones y se estira la imaginación. Y si es realmente mejor que lo que vino antes, los ciudadanos lo adoptarán, y la ciudad será redefinida.

El siglo XX fue un siglo de industrialización, producción en masa y economías de escala maduradas y globalizadas, lo que produjo una increíble prosperidad y un desastre ambiental. Los sistemas de metro son la forma por excelencia del transporte urbano del siglo XX. Son esencialmente fábricas para trasladar a la gente, y son muy buenos para hacer lo mismo una y otra vez. Al trasladar a la gente a lo largo de las mismas rutas, entre las mismas estaciones y en los mismos vagones a la misma hora, los subterráneos logran grandes economías de escala, haciendo posible que las ciudades muevan millones de personas al día de manera más rápida, más asequible, más fiable y más limpia que los tranvías tirados por caballos que las precedieron.

Las ciudades fueron redefinidas por los sistemas de metro. Crecieron hacia el exterior, hacia sus suburbios, ya que la gente podía viajar distancias más largas para llegar a sus trabajos y hogares y a las muchas otras personas y cosas que hacen que las ciudades sean lugares tan maravillosos para vivir.

El metro del futuro

Si las economías de escala del siglo XX nos dieron el sistema de metro, los efectos de la red del siglo XXI nos dieron a Scoot: Una red de vehículos eléctricos compartidos que se pueden conducir desde cualquier lugar de la ciudad a cualquier otro lugar cuando quieras por sólo unos pocos dólares. Las mismas fuerzas del siglo XXI que crearon el teléfono inteligente están haciendo posible una profunda transformación del transporte urbano.

La red de Scoot no está organizada por rieles y horarios, sino por GPS y datos inalámbricos. En lugar de las economías de escala de concentrar el transporte en el tiempo y el espacio, obtenemos poderosos efectos de red al poder ir de un lugar a otro en cualquier momento. Así como un teléfono se vuelve más valioso con cada teléfono adicional que usted puede llamar, una red de transporte se vuelve más valiosa mientras más lugares pueda llevarle. Un gran sistema de metro puede tener cientos de estaciones, pero es un número muy pequeño comparado con el número de direcciones de una ciudad que pueden ser conectadas directamente por vehículos individuales que van a cualquier lugar donde haya satélites y torres de telefonía móvil. En San Francisco, un Scoot puede aparcar casi en cualquier lugar, gracias a una asociación con la ciudad que dio como resultado el primer permiso de aparcamiento universal para vehículos eléctricos compartidos.

La red de Scoot funciona con energía renovable y baterías potentes. Al dimensionar cada vehículo para su uso individual en la ciudad y equiparlo con nuevos motores eléctricos supereficientes y con la batería suficiente para realizar viajes rápidos por la ciudad, este nuevo modo de transporte hace que las ciudades sean más limpias y tranquilas. También hace que las ciudades sean más prósperas. La electricidad para hacer funcionar estos nuevos vehículos puede generarse localmente y a bajo costo a partir de fuentes renovables, a diferencia de otros modos de transporte que sacan dinero de la economía local y lo llevan a pozos petrolíferos y minas de carbón lejanos.

Y finalmente, este modo de transporte urbano…

¡Ya has votado! / 5.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Noticias relacionadas