Generic filters
Exact matches only

Temáticas

¿Son los vehículos de hidrógeno la próxima gran cosa?

¿Son los vehículos de hidrógeno la próxima gran cosa?

Puede que no se vean muchos vehículos de hidrógeno en la ciudad, pero para el 2050 podrían ser la forma más popular de desplazarse. Buenas noticias para el planeta, ya que el hidrógeno verde se produce con fuentes de energía renovable. ¿Cómo alimenta el hidrógeno a un coche? ¿Por qué los vehículos de hidrógeno tienen dificultades para despegar? ¿Cuáles son sus ventajas en comparación con los vehículos eléctricos? ¿Y qué retos quedan? Estas son las preguntas que responderemos en este post dedicado al combustible de nueva generación.

¿Por qué el hidrógeno es tan asombroso?

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo, pero difícil de encontrar en la Tierra. Lo cual es una lástima porque es un gas muy útil, y también una forma bastante práctica de almacenar energía renovable. Afortunadamente, el ingenio humano superó este obstáculo natural en 1800, cuando dos ingleses, William Nicholson y Anthony Carlisle, descubrieron la electrólisis del agua. ¿Qué es eso? Simplemente la separación de las moléculas de agua (H2O) en hidrógeno y oxígeno al pasar una corriente eléctrica a través del agua entre dos electrodos. Para hacer funcionar la célula electrolítica se necesita electricidad, y ahí es donde las cosas se vuelven interesantes.

El problema de las fuentes de energía renovable es su intermitencia. Si es un día nublado, tus paneles solares no servirán para nada, y si no hay ni una pizca de viento, tus turbinas eólicas se quedarán completamente estáticas. Una de las soluciones que han encontrado los ingenieros es combinar diferentes fuentes de energía para que una pueda sustituir a la otra si no funciona. Pero imagina que ninguna de tus soluciones ecológicas está bombeando energía en un día en particular, entonces todavía te quedas varado de vez en cuando. Este enigma se resolvería si supiéramos cómo almacenar grandes cantidades de energía durante largos períodos de tiempo.

Introduzca el hidrógeno. Como decía antes de este breve interludio renovable, se necesita electricidad para hacer funcionar la célula electrolítica que crea el hidrógeno. Puede ser generado por combustible fósil o por fuentes de energía renovable. En este segundo caso, cuando los paneles solares, las turbinas eólicas y todos sus congéneres producen un excedente de electricidad, ésta se utiliza para alimentar una célula electrolítica que crea hidrógeno, el cual puede ser comprimido y almacenado ya sea como líquido o como gas. Luego, en los días de lluvia, la energía química contenida en el hidrógeno puede volverse a convertir en electricidad combinándola con oxígeno gracias a una pila de combustible, solucionando así el problema de la intermitencia.

Las otras grandes cosas de este proceso son que:

  • la electrólisis también produce oxígeno y calor que puede ser utilizado para alimentar otras infraestructuras;
  • la pila de combustible sólo emite vapor de agua.

La Comisión Europea ha descrito el hidrógeno como un portador de energía con "gran potencial de energía limpia y eficiente en aplicaciones estacionarias, portátiles y de transporte." Puede que hayas notado el pequeño coche rojo en mi diagrama: sí, el hidrógeno puede ser utilizado para alimentar vehículos. Los vehículos eléctricos con celdas de combustible (FCEVs) están equipados con una celda de combustible que combina gas de hidrógeno comprimido almacenado en…

¡Ya has votado! / 5.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Noticias relacionadas